Historial crediticio y Puntaje crediticio: le contamos por qué son importantes

El historial crediticio es un registro de las actividades y comportamientos que tenemos con los compromisos financieros que adquirimos durante nuestra vida. En él se se registran todos los pagos realizados para cumplir las obligaciones que tenemos con entidades financieras y/o establecimientos de comercio, así como eventuales moras.

El historial es realizado por entidades como DataCrédito o TransUnion (centrales de riesgo) y es utilizado por los bancos para evaluar nuestra “reputación” financiera y la capacidad de pago de una persona que solicita un crédito. Dependiendo del historial crediticio y los comportamientos registrados en las centrales de riesgo a cada persona tiene un puntaje crediticio.

También conocido como score de crédito, el puntaje crediticio es una calificación que mide la probabilidad que tiene persona de pagar sus deudas. Esta calificación está basada en:

La experiencia crediticia
Uso y saldo de créditos
Diversidad y cantidad de productos financieros contratados

El puntaje crediticio se empieza a registrar desde el momento en que se otorga un producto financiero que implique un préstamo. Ej: tarjeta de crédito, crédito de consumo, crédito hipotecario, productos por cuotas como celulares en pospago o suscripciones a servicios de televisión, entre otros.

Este puntaje se mide en tres rangos, 150 – 400 puntos, 401 – 699 y 700 – 900 puntos.

Las personas que tienen un puntaje entre los 150 y 400 puntos son personas que están mora, pues no han podido pagar sus obligaciones (créditos), cuentan con deudas superiores a sus ingresos o no cuentan con historial crediticio. Es la franja con puntaje más bajo y es muy importante tomar acciones para mejorar el puntaje crediticio.

De los 401 a los 699 puntos se evidencia un comportamiento saludable en materia de créditos. Son personas que hacen pagos a tiempo pero no cuentan con diversidad en su cartera financiera. Con buenos hábitos de pago y el tiempo su puntaje debe mejorar.

La última y más alta franja es la de 700 a 900 puntos. Las personas que se encuentran en ella se caracterizan por tener el mejor comportamiento de pago, son constantes, cumplidos, presentan obligaciones con antiguedad y cuentan con una cartera diversificada.

Entre más alto sea el puntaje más confianza tienen las entidades financieras en usted y hay mucha más probabilidad de que pueda obtener un crédito. En pocas palabras, el puntaje crediticio refleja su comportamiento en el pago de sus obligaciones y si es capaz de tener un nivel de endeudamiento acorde a su capacidad de pago.

MUY PRONTO podrá acceder a su puntaje crediticio desde su perfil personal de Mi Qnt. Allí podrá conocer cómo la Rebancarización Qnt lo ayudará a mejorar su puntaje.

*Capacidad de pago: Es el límite de endeudamiento que una persona tiene. Se calcula así:

Capacidad de pago = ingreso mensual – gasto mensual

Las entidades financieras configuran los préstamos (plazos y modalidades) de acuerdo a la capacidad de pago de los clientes.

*Productos financieros: Ej: tarjetas de crédito, créditos de consumo, créditos hipotecarios, cuentas de ahorro, cuentas corriente, etc.